;

FALSO MITO:

Los plásticos no aportan nada a nuestra calidad de vida, al revés, son muy perjudiciales

Envase y embalaje

Los envases plásticos permiten el almacenamiento, transporte y conservación del alimento, prolongando su vida o reduciendo su pérdida y ofreciendo una importante barrera de protección. Los envases y sistemas de envasado han multiplicado por cuatro o cinco la vida útil de muchos productos perecederos como la carne, el pescado o los vegetales. Por ejemplo, con tan sólo un gramo y medio de filme plástico se mantiene un pepino fresco durante 14 días.

Un envase de plástico pesa muy poco comparado con otros materiales y al ser tan ligero permite en su transporte, ahorrar combustible y disminuir las emisiones de CO2

 

Automoción y medios de transporte.

En combinación con otros materiales, los plásticos pueden reducir hasta un 70% el peso de los componentes de los coches en comparación con las piezas fabricadas con materiales convencionales, consiguiendo una importante reducción de consumo de combustibles y de emisiones de CO2. Adicionalmente, los plásticos se utilizan en elementos de protección personal como cascos, guantes y elementos de sujeción, además tienen la propiedad de disipar la energía recibida en un impacto evitando importantes lesiones a los ocupantes de un vehículo, lo que supone un gran beneficio para la salud.

En los sectores aeronáutico, náutico y ferroviario, los materiales plásticos de tipo composite, es decir, materiales compuestos, aportan prestaciones estructurales y ligereza. Airbus, por ejemplo, introduce un 50% de materiales plásticos compuestos para fabricar las alas de los aviones.

 

Construcción

Los materiales plásticos aportan grandes ventajas a los elementos de la construcción, como un elevado aislamiento térmico y acústico, dónde otros materiales están limitados, proporcionando mejores condiciones de habitabilidad y un importante ahorro energético. Según indica el Informe Denkstatt gracias a los plásticos utilizados para el aislamiento de edificios se consigue un 9% de reducción adicional de las emisiones de gases de efecto invernadero en comparación con otros materiales y un 16% de ahorro energético adicional.

Medicina

Hay numerosos ejemplos de cómo los plásticos mejoran la calidad de vida gracias a que son seguros:

- Productos sanitarios de un solo uso: jeringas, blisters, catéteres, bolsas de sangre.

- Prótesis ortopédicas, auditivas y oculares.

-La mejora del funcionamiento de órganos lesionados (corazón y riñones artificiales).

Los plásticos son también un componente imprescindible en los equipamientos tecnológicos de los hospitales y en las investigaciones médicas y veterinarias.

 

Agricultura

El cultivo protegido (invernaderos, túneles, acolchados) es una realidad debido a los materiales plásticos; amplía el número de cultivos al año y proporcionan una mayor producción agrícola y un menor consumo de agua. Los sistemas de riego, la tutorización de las propias plantas y las cajas para el propio transporte, no serían tan eficaces sin el empleo de los materiales plásticos. Los plásticos en agricultura, además, han permitido un mayor desarrollo económico. Sirva como ejemplo el caso de la provincia de Almería, que pasó de ser la más pobre de España a una de las provincias con mayor crecimiento económico gracias a la agricultura de invernadero. Su PIB por habitante es el más alto de Andalucía y le sitúa en la zona media de las provincias españolas.

 

 

Deporte, ocio y bienes de consumo

Los plásticos han revolucionado el mundo del deporte. Desde todo el equipamiento básico (ropa transpirable e inarrugable, zapatillas amortiguadores, impermeables, cascos, balones, raquetas) hasta los materiales más sofisticados de alta competición (trajes de baño, ropa de montaña, embarcaciones deportivas) no serían posibles sin los plásticos. Además, han permitido considerables mejoras en las instalaciones deportivas: césped artificial para campos de fútbol y golf, pavimentos de canchas de baloncesto, tenis, tartán, etc.

Otros bienes de consumo actuales como los ordenadores, las tablets o los móviles que tanto nos facilitan la vida, se han podido desarrollar gracias a los materiales plásticos, sin ellos no existirían.